11 de mayo de 2011

Dialoguemos sobre los planes de gobierno

por Alonso Núñez del Prado S.

A estas alturas (faltan poco menos de dos meses para las elecciones), deberíamos estar dialogando sobre el contenido de los planes de gobierno de cada uno de los partidos, si son verdaderos planes o son más bien la exposición de algunas ideas, si son viables, si no los han presentado y por qué. Hay que discutir sobre las ideas, no sobre las personas (lo que no quiere decir, que no se requieran ciertas cualidades personales, para ser elegido). Hasta cuando vamos a seguir con el subdesarrollo de seguir votando por los candidatos y no por lo que proponen.


Para empezar, ¿por qué no se publican? De tal manera que pueda iniciarse un debate nacional sobre lo acertado de ciertas propuestas, sus posibles consecuencias. Entiendo que varios partidos han presentado al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), haciendo honor al ‘Pacto Ético Electoral’ sus planes de gobierno o lo que ellos llaman con ese nombre. No se trata de se queden allí guardados, para que alguien los revise algún día. Lo lógico es que se impriman, se hagan públicos y empecemos a conversar al respecto. Y en el debate deberían participar también los diferentes sectores del gobierno, aprobando o cuestionando las propuestas. Una de las ventajas de un debate como el que propugno es que de alguna manera obligaría al Gobierno a hacer pública información que en nuestros días muy poca gente maneja. Otra, sería que de esa manera elevaríamos la cultura política de nuestro pueblo. Por desgracia, todavía hay gente que tiene temor de ser transparente con los sectores de menos recursos. Alguna vez oí decir que en el Perú había que tener un discurso de izquierda y hacer gobierno de derecha. En las elecciones, no se trata de engañar a las personas, de ser una especie de lobo disfrazado de cordero. Es hora de que nos convirtamos en adultos y dejemos de ser ‘estafadores’, que se aprovechan de la ingenuidad y falta de cultura de una parte de nuestros compatriotas.

Tengo la impresión que los ‘planes de gobierno’ retratan de cuerpo entero a los partidos que los han preparado. Hay quienes apenas enumeran algunas ideas para no comprometerse a nada y para que no puedan ser criticados durante la campaña electoral, otros que proponen imposibles y en general, casi todos, no han hecho una exposición detallada de cada uno los aspectos que comprendería su gobierno. Hasta donde he podido investigar —salvo contadas excepciones, que nunca fueron bien tratadas por el electorado—  en el Perú, los planes de gobierno de los partidos que han ganado las elecciones han consistido en una breve y lacónica enumeración de ideas ‘del gusto del electorado’. Recién en el discurso de asunción de mando, se hace una exposición más detallada, pero que igual está muy lejos de ser un verdadero ‘plan de gobierno’. Por eso es que, siempre he insistido que el esquema de plan de gobierno, debería ser aprobado por ley y ser obligatorio para los partidos presentarlo, de tal manera, que todos tuvieran que cumplir con requisitos mínimos en su contenido, por los que además pudieran ser, más adelante, evaluados.

A estas alturas, el ideal antes indicado, ya no es posible, pero si podemos exigir —y creo que con todo derecho— que los partidos, la prensa y en todo caso el propio JNE publiquen los planes de gobierno presentados, para que los que vamos a votar y en consecuencia darles un poder a algunas personas, para que actúen en nuestra representación, lo hagamos en calidad de ‘mandato’ —como también se le llama jurídicamente al poder— y cumplan con lo que les mandamos, que no podría ser otra cosa que el plan de gobierno, que nos propongan.

San Isidro, 14 de febrero de 2006

Publicado en la página 15 de Gestión (Opinión), el miércoles 15 de febrero de 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario